domingo, septiembre 04, 2011

Cristianos desesperados

Salmo 27.14
Espera al Señor, esfuérzate y aliéntese tu corazón, Si, espera al Señor (LBLA)
El otro día tuve que ir al banco a hacer algunos pagos, la máquina que entrega turnos me dio un boleto que decía. “22 minutos para ser atendido” había aproximadamente 10 personas en el banco, así que tome asiento y me dispuse a esperar y a pensar.... 
¿Cuánto tiempo pasamos en esperas? 
De acuerdo con un “estudio” hecho en Inglaterra, se  dice que los Británicos pasan 169 horas de su viva haciendo colas. Aproximadamente 5  meses 2 semanas y 5 días de su vida. La espera para pagar en el supermercado les lleva 5 horas y 35 minutos cada mes. 

Una encuesta hecha por CNN indicó que los americanos pasan 60 horas al año esperando en el teléfono, por lo general escuchando las tonadas de música para hacer más agradable la espera. 
Otro dato curioso es el tiempo que pasas esperando que se descarguen tus páginas de internet, ¿sabías que se pasan 9 minutos diariamente en promedio?, tanto así que ya hay juegos para matar el tiempo mientas esperas que descarguen las páginas 
, eso sería 3285 minutos al año o sea 54 horas y tres cuartos, es decir 2 días y casi 6 horas ...
! Después de todo los humanos si que somos pacientes! Esperamos por todo, para entrar a un cajero automático, para cargar gasolina, que cambie la luz del semáforo, que se mueva el vehículo de enfrente, que pasen los peatones por la calle, que nos sirvan en un restaurante, que nos traigan la cuenta, todo es espera.
Además de todo esto, la Biblia nos dice hoy “ Espera a Dios” [...] si espera al Señor” (Salmo 27.14),¿ no es irónico? Dios dice que le esperemos.
Dios sabe que tenemos que esperar, y nos enseña qué esperar, cómo esperar y al final nos dice cuál será el resultado de la espera. 
Cómo esperar en Dios
El Salmo 27.14 dice Espera al Señor, esfuérzate y aliéntese tu corazón, Si, espera al Señor (LBLA).

A pesar de que somos muy pacientes en distintas áreas de nuestra vida, cuando se trata de esperar en Dios, por lo general nos impacientamos y decidimos actuar antes que esperar que Dios actúe. Es más fácil entrar en actividad que esperar pacientemente. 
Aún como cristianos nos llega a vencer la impaciencia y nos mueve a hacer algo, cualquier cosa con tal de ver resultados. Eso sucede muy a menudo y los resultados son experiencias desagradables, experimentos fallidos, intentos infructuosos y desánimo.
Fácilmente se olvida que Dios no mide el tiempo de la misma  manera que nosotros la medimos, mientras que para nosotros un día es poco tiempo dice la Biblia que para él un día es como mil años y mil años cómo un día ( 2 Pedro 3: 8) y sigue diciendo : El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; más bien es paciente con nosotros...( 2 Pedro 3:9)
Sucede a menudo que hemos pedido algo a Dios y la respuesta no llega. Insistimos y aun así no hay respuesta y entonces decidimos actuar. Tomamos en caso en nuestras manos. Asumimos que Dios quiere que no nos quedemos cruzados de brazos. 
Características de la espera en Dios
El salmista dice .. esfuérzate y aliéntese tu corazón.
  1. Ser fuerte en la espera-
    El que es fuerte no entra en acción intempestivamente, sabe usar la fuerza y también la paciencia. No porque estemos activos somos más fuertes. En la milicia, los ejércitos miden sus acciones según sus fuerzas. Toman sus posiciones y esperan el momento oportuno para actuar. Muchas veces son días o meses, apostados, esperando. Si un soldado no sabe esperar la orden y actúa anticipadamente, no sirve como soldado. Como cristianos también tenemos que ser fuertes en la espera.
  2. No desanimarse aún cuando no llega la respuesta.
    El desaliento es el primer paso para la desesperación. Cuando no vemos resultados inmediatos nos desalentamos. Has oído alguien decir: ¿Dónde está Dios ahora que lo necesito? ¿Por qué no me responde?, mucha gente llega al a conclusión que Dios no existe porque no responde inmediatamente a su llamado, se desalienta cuando no ve resultados y con ello también pierde la fe.
  3. Esperar en Dios no debería avergonzarnos.
    Esperar en Dios no es signo de debilidad o de incompetencia, esperar en Dios es la una marca del cristiano, pues mientras más aprendamos a esperar en él, más aprenderemos a depender de él y no de nuestras propias habilidades. El salmo 25.3 (a)  dice. Ciertamente ninguno de los que esperan en ti serán avergonzados.
  4. Esperar con paciencia.
    Como veíamos al principio, pasamos mucho tiempo esperando que las cosas sucedan, que nos atiendan o que nos sirvan. A menudo perdemos la paciencia cuando el semáforo tarda más de lo que se espera, a veces la gente se torna violenta al perder la paciencia. Esperar pacientemente tiene su recompensa.

    Una anécdota
    El otro día necesitaba unas fotografías así que fui al estudio, solamente había un joven atendiendo el negocio e iba a atender a una familia en una sesión, me pidió que esperara con la promesa de que si me atendería después de la familia, así que me senté a esperar afuera del establecimiento, el joven cerró la puerta para no atender a más personas mientras hacia la sesión de fotos, durante ese tiempo pude observar que por lo menos 6 personas, se acercaron al estudio de fotos, tocaban a la puerta, abrían la puerta, llamaban, preguntaban, el tiempo pasaba y aún no me atendía, cuando finalmente me tocó el turno el joven me dijo “Gracias, usted si que sabe esperar, hubo gente que me insultó cuando le dije que no podía atenderles.” Mi paciencia tuvo resultados, esperé casi una hora y 10 minutos  más tarde tenía las fotos que necesitaba.

    Lo mismo sucede con Dios, si esperamos pacientemente obtenemos su respuesta. El salmo 40:1 dice “Al Señor esperé pacientemente, y él se inclinó a mi y oyó mi clamor” Dios responde, pero tenemos que tener paciencia. ¿Has perdido la paciencia últimamente?
  5. Esperar en silencio.
    Mucha gente no sabe cuando guardar silencio. Parece que siempre tiene algo que decir. La espera en Dios tiene ser en silencio. El salmo 62.5 dice “ Alma mía, espera en silencio solamente en Dios, pues de él viene mi esperanza” . Guardar silencio es una virtud necesaria cuando se busca una respuesta por parte de Dios. El Salmo 4: 4-5 dice “Temblad y no pequéis, Reflexionad en vuestro corazón sobre vuestra cama y estad en silencio, ofreced sacrificios de justicia y confiad en Jehová.

    El silencio es necesario para escuchar a Dios. Vivimos en días muy convulsos, tenemos ruido a nuestro alrededor y por eso es necesario tomar un tiempo en silencio para escuchar la voz de Dios.

    ¿Cuánto tiempo pasas en silencio? Antes dormir es un buen momento para reflexionar en silencio y buscar a Dios, al despertar también es buen momento. Quizás requiera de algo de planeación y disciplina pero la espera en silencio al final trae gran bendición.
Finalmente llegará el día que hemos esperado, la respuesta que buscábamos, ese será un día glorioso, El profeta Isaías dice: Y en aquel día se dirá: He aquí, este es nuestro Dios a quien hemos esperado para que nos salvara: este es el Señor a quien hemos esperado; regocijémonos y alegrémonos en su salvación. Isaías 25:9 
Dios está dispuesto a escuchar y a responder, está dispuesto a salvar, nosotros tenemos que estar dispuestos a esperar, con esfuerzo, sin perder el ánimo, con paciencia y en silencio. 
Septiembre de 2011
FPC.

1 comentario:

Noemi dijo...

hola hermanos les visito desde mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com
bendiciones.