sábado, septiembre 26, 2009

¿Es nuestro mensaje relevante?

“Cómo predicar para el siglo 21”

Daniel González Najar ha sacudido nuestros paradigmas sobre la predicación. Quizás a mi,principalmente, me ha llamado la atención la manera en que ha llevado la experiencia de la predicación a los terrenos más difíciles, la auto-reflexión.

Los 37 participantes en el seminario “ Cómo predicar para el siglo 21” llevado a cabo este 26 de septiembre hemos percibido cuánto nos hemos desviado de la eficacia de la Palabra predicada.

Estas son algunas razones.

  1. Desconocemos las características de nuestra audiencia ¿Sabes qué identifica a cada generación de la iglesia?
  2. Queremos un mismo medio para todos por igual–lo que es atractivo para la mayoría de los adultos es aburrido para la juventud- pero eso no parece importar a los predicadores
  3. Hablamos al intelecto de los oyentes pero no llegamos a sus verdaderas necesidades.
  4. El mensaje no es relevante a los oyentes, porque no hay aplicación práctica de lo que se predica.

continuará…

1 comentario:

krizanto valladolid marmolejo dijo...

Pues, yo soy Joven y tomo la predica de igual manera como la toma los adultos y ancianos de mi congregacion, pues aveces por querer mejorar en algo para los jovenes se confunden las personas y transgiversan y eh hay los resultados, la Apostasia